Los jardines, áreas verdes o parques con árboles y flores son elementos claves para mantener o mejorar tu calidad de vida, ya que favorecen el bienestar de las personas, en especial de los adultos mayores.

El contacto directo con la naturaleza permite a los adultos mayores ratos de relajación, ejercicio y reflexión, lo que se traduce en reducción de estrés y mejora en el estado de ánimo. Además, puede fomentar las actividades físicas
como caminata o tai chi.

Beneficios de la naturaleza en los adultos mayores


Incorporar elementos como plantas, árboles, animales y la luz solar en las personas adultas ayuda a mejorar su estado de ánimo.

Los niveles de estrés y depresión se reducen de forma considerable.

Actividades de jardinería pueden crear un sentimiento de vitalidad y utilidad.

Alientan a las personas adultas a pasar más tiempo afuera, creando vínculos sociales y amistades.

Fomenta la creatividad, lo que se traduce en el inicio de nuevas actividades como baile o pintura.

Experimentan un mayor sentido de pertenencia a la comunidad.